2. La ilusión del conocimiento definitivo

En la última etapa de su vida, el médico y científico Santiago Ramón y Cajal se interesó sobre el misterio del Más Allá. Estaba fascinado por los sueños y la psicología profunda.

Todas las mañanas, Cajal apuntaba los sueños que había tenido la noche anterior y llegó a pagar a una médium zaragozana para llevar a cabo algunos experimentos de espiritismo.

La mujer, que afirmaba estar inspirada por el ángel San Gabriel, contestaba las preguntas a través del espíritu de una hermana suya, monja, muerta hacía tiempo.

Cajal descubrió el engaño.

La fantasmal figura no era otra que la de la misma médium, que se disfrazaba y producía una deformación del rostro utilizando trozos de goma que se metía en las fosas nasales y la boca.

Nos gusta cotillear.

Nos encanta saber.

Nos satisface conocer las cosas.

Queremos atraparlas, dominarlas, poseerlas…

¿Para qué?

  • Para estar tranquilos.
  • Para no sufrir más.
  • Para conseguir los que anhelamos.
  • Para sentirnos superiores.

—Me ha salido un grano azul en el culo y no sé si me pasa algo malo, voy a buscar en google a ver qué puedo hacer.

—Estoy desmotivado en el trabajo y no entiendo porqué, voy a comprarme algunos libros de autoayuda.

—Quiero ser rico con internet, voy a apuntarme a un curso online de esos que te se dice cómo ganar 7 cifras en dos semanas y tres bonus gratuitos.

Tengo el conocimiento.

Tengo el poderEl conocimiento es poder» decía Francis Bacon)

Tengo el control.

Tengo las sartén por el mango.

¿Seguro?

«La necesidad de sentirnos seguros ante aquellos aspectos de nuestra existencia que no podemos controlar —como, por ejemplo, la muerte— nos suele inducir a sobrevalorar el poder efectivo del conocimiento».

Giorgio Nardone

Acuérdate del hombre (o la mujer) del tiempo del telediario.

Parece que está en lo cierto pero (casi) nunca acierta.

Lo divertido es que «incluso después de que la ciencia del siglo XX ya ha demostrado la imposibilidad de un conocimiento «objetivo» no se ha desvanecido la ilusión, o quizá deberíamos decir la creencia, de que se puede adquirir poder sobre las cosas por medio del conocimiento».

Caemos en la trampa de pensar que la única forma de resolver nuestras problemas es a través de explicaciones científicas, o argumentos objetivos y racionales, de los sucesos.

Es como si leer sobre psicotrampas fuera suficiente para resolverlas.

O como si aprenderte las cinco fases del duelo fuera suficiente para aliviar el dolor de la pérdida de un ser querido.

Woody Allen decía «Es imposible vivir la propia muerte con objetividad y, además, cantar una canción».

«En general, el intento de explicar lo inexplicable o lo inaceptable de forma objetiva se convierte en una fuente de sufrimiento»

Giorgio Nardone

A veces saber mucho es una putada como una catedral. Te metes en un laberinto insufrible.

Ahí están las personas hipocondríacas como ejemplo paradigmático de esta trampa mental. Leer los efectos secundarios de un medicamento les abre las puertas del Infierno.

Muchas veces confiamos demasiado en la posibilidad de alcanzar, antes o después, el conocimiento definitivo de lo que nos pasa.

Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo.

Charles Bukowski

Quien dice bebida, dice verdades absolutas.

  • ¿Estás esperando a confirmar la verdad de algo para pasar a la acción?
  • ¿Buscas constantemente corroborar que estás en lo correcto para avanzar?
  • ¿Solo mueves ficha cuando lo tienes todo «bajo control»?

El reto: «aprender a mantener a raya la propensión natural a tranquilizarnos mediante autoengaños consolatorios».

Nietzsche escribió que cuando se trata de ganar seguridad, el ser humano no se anda con sutilezas ante lo desconocido: suele tomar una cosa que sabe que es falsa y la convierte en verdadera si es útil para tal fin.

Entonces…

Compra una planta, ponle el nombre de «Sano Escepticismo» y cultívala.

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.

Abrir chat
Habla directamente conmigo