5.1 «Todo va a salir regular»

¿Cómo van tus pensamientos positivos?

Hace un tiempo una amiga me comentaba que en su lugar de trabajo se había instalado una pequeña dinámica comunicativa que, en el fondo, generaba más tensión y confusión.

Cada vez que aparecía un conflicto o una dificultad en menos de 60 segundos saltaba, en boca de alguien, la frase «bueno, todo bien».

Todo bien… pero no. ¿Y qué?

Los autoengaños funcionan sólo si se ejercitan inconscientemente: cuando se hacen explícitos pierden su poder. El pensamiento positivo es un acto voluntario y consciente, y, precisamente por eso, resulta poco eficaz.

Giorgio Nardone

Al efecto placebo le ocurre lo mismo.

¿Crees que va a funcionar igual si sabes que la pastilla que te vas a tomar es solo azúcar?

Un truco que a mí me ha funcionado para protegerme del positivismo bienintencionado y equilibrarlo con un chute de «real life» es rodearme de otras perspectivas…

Toma nota, si quieres:

¿Tú tienes otras referencias?

¡Déjalas en los comentarios!

Termino.

Recuerda lo paradójico de la vida:

  • A veces el pensamiento positivo nos hunde más en el barro y nos aleja de la calma y tranquilidad que bienintencionadamente queríamos alcanzar.

El pensamiento positivo únicamente funciona cuando ya se han obtenido resultados positivos: en este caso, aumenta la confianza en nuestras capacidades y en nuestros recursos, ya evidentes en los hechos.

Giorgio Nardone

Comprueba lo que te funciona (y sigue por ahí) y espanta expectativas ilusorias voluntarias.

Y he aquí un nuevo mantra: «Todo va a salir regular» (acepto regalos).

QUÉFEO! store

Deja un comentario

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.