¿Quién tiene el control de tu proyecto?

Tienes una idea.

Abres un perfil en las redes sociales.

Vas publicando cosas, la gente te va siguiendo.

Sigues compartiendo cosas, tu comunidad va aumentando.

Lanzas un producto, un taller, un evento o propones un servicio y la cosa empieza a fluir.

Sigues creando, ofreciendo, recibiendo.

Y llega un día que abres tu cuenta de Instagram y… aparece bloqueada, han cambiado el algoritmo, te la han hackeado, la aplicación ha dejado de funcionar o está llegando una nueva red social que lo está petando…

¿Cómo te vas a comunicar con tus clientes si el único puente que había se ha derrumbado?

Exacto, sin saberlo, has cedido el control de tu proyecto a una plataforma donde las decisiones no las tomas tú y donde nadie tiene en cuenta…

De ahí lo esencial de crear tu propia casa, tu república independiente donde tengas el control de (casi) todo: tu página web y tu lista de contactos.

Digo casi todo porque siempre puede caer un meteorito y ciao.

Tu web es tu casa y en tu casa tú decides cómo tener las cosas.

Y al igual que hay casas donde la costumbre es quitarse los zapatos, en la tuya es muy buena idea que los visitantes te dejen su email para poder conversar con ellos en un espacio más tranquilo y menos ruidoso que las redes sociales.

¿Tienes tu negocio a prueba de redes sociales cambiantes?

Ideas para vivir de lo tuyo. Aquí.

Sin ebooks, PDFs o vídeos infumables. Entretenimiento con ideas útiles.