…de la abuela. Hablemos de precios.

El otro día vi esto por ahí:

Si regentas un restaurante, le puedes añadir la expresión «…de la abuela» a cualquier plato de la carta y cobrar 25 euros más por cada uno.

¿Será verdad?

Si pasara Chicote por ahí…

Hablemos de precios.

Todo es percepción, según cómo lo presentes y cómo lo miren.

Y las palabras crean percepciones.

En la entrevista que mantuve con el copywriter Isra Bravo dejó algunas ideas muy claras:

  • El precio es solo un elemento más. Antes pensaba que era lo más importante y que la gente solo se fijaba en eso. Hay gente dispuestas a pagar mucho más por valores añadidos pero tienes que saberlo reflejar.
  • Si dices lo mismo que todo el mundo tienes que ir a precio.
  • Si sabes comunicar puedes subir el precio y parecer mucho más atractivo.
  • Consejo: cuando vayas a poner precio a lo que ofreces… añade siempre un 20% más.

Evidentemente, si añades «…de la abuela» a tus platos, lo que vendes tiene que estar al nivel de tu abuela (!!). Eso primero.

Luego hay que saber comunicarlo para venderlo: palabras bien seleccionadas para las personas adecuadas. Tus textos son el puente entre tu propuesta y tu gente. Haz que se deslicen por él como el tobogán de Aqualandia.

Nos vemos en el restaurante,

Cento Carbó

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.

Abrir chat
Habla directamente conmigo