El pequeño invento escatológico que consiguió recaudar el doble de lo esperado.

Lo puedes llevar en el bolsillo.

Se acopla a todo tipo de botellas.

Es responsable con el medio ambiente.

Mejora tu higiene personal.

Es una alternativa ecológica y económica al papel higiénico y las toallitas.

Es discreto y barato.

Es un bidé portátil.

Es CuloClean.

En su campaña de micromecenazgo, en Kickstarter, consiguieron superar el 100% de la recaudación y llegar al 175% con más de 900 patrocinadores.

Curiosamente fueron los españoles los menos interesados en la propuesta y los estadounidenses, argentinos e italianos los que más. 

«Es que en España no existe mucho la costumbre de usar el bidé, mientras que en otras culturas, como la asiática o la americana, la gente utiliza más el agua para limpiarse que el papel para la higiene personal«, argumenta Guillermo Maroto, uno de los creadores.

Cuestión de cultura.

¿Qué podemos aprender de aquí?

  • Es una idea que soluciona un problema específico y claro (mantener tu higiene personal fuera de casa).
  • Tiene sus beneficios y valores de marca muy definidos.
  • Estrategia inteligente para validar la idea: crear una campaña de micromecenazgo para ver si hay interés real.

Tu turno:

  • ¿Tu idea soluciona un problema específico? ¿Promueve algún valor en especial?
  • ¿Lo estás comunicando de forma clara y concisa?
  • ¿Conoces los beneficios de tu idea, proyecto o negocio? ¿Sabes de cuántas formas ayuda a la gente?
  • ¿Tienes un plan para ver si hay gente dispuesta a pagar por lo que ofreces?

Quizás puede ser buena idea indagar un poco por plataformas de crowdfunding para ver qué ideas nuevas e innovadoras están lanzando al mundo. Hay de diferentes tipos.

Y de paso a lo mejor ves algo que te interesa.

Algunas de las más conocidas son: Verkami, Kickstarter, Indiegogo, Goteo, Ulele, Teaming, Prizeo, Omaze…

Nunca digas de esta idea no viviré.

Ideas para vivir de lo tuyo. Aquí.

Sin ebooks, PDFs o vídeos infumables. Entretenimiento con ideas útiles.