¿Qué necesitas para montar una fiesta?

Un espacio.

Comida.

Bebida(s).

Música.

Juegos.

Y… la gente!

Necesitas una lista de invitados.

Una que tú controles, que tengas a buen recaudo y que puedas utilizar cada vez que organices un nuevo evento.

Una lista que aunque cambie el ambiente, la música y los juegos tú puedas seguir estando cerca de ellos y hacer que la fiesta continúe.

Te cuento esto porque…

Tu proyecto profesional es tu fiesta y tu lista de invitados son tus suscriptores (tu tribu).

Un suscriptor es aquel que te ha dejado, normalmente, su correo electrónico a cambio de algo que le puede interesar (ya hablaremos sobre esto + adelante).

Tu lista de suscriptores es lo que hace que la fiesta (tu negocio) dure más allá de medianoche.

Considéralo uno de esos muros de carga de una casa que no pueden faltar.

Importante aclarar una cosa:

Tus seguidores de redes sociales NO son tus suscriptores

(aunque hay plataformas como YouTube que llama a los seguidores suscriptores…).

Esos contactos NO te pertenecen a ti, pertenecen a Facebook, Google, Instagram, TikTok…

Y si un día te bloquean la cuenta, te la cierran, te la hackean o simplemente esa red social pasa de moda, pierdes esos contactos y tu proyecto puede irse al hoyo.

Te cuento una anécdota.

En otros tiempos, funcionaba con una agenda de papel.

Anotaba todo evento que tenía: reuniones, ensayos, conciertos, talleres, fiestas…

En esa época iba bastante loco por aquí y por allá.

Un día la perdí y entré en pánico.

  • ¿Y ahora qué?
  • ¿Qué tengo que hacer mañana?
  • ¿Con quién he quedado?
  • ¿Cuándo tengo el próximo ensayo?

La sensación fue de indefensión total.

Eché mano de la memoria a corto plazo y de preguntar «¿oye, habíamos quedado esta semana?».

Pero si hubiera sido una lista de personas interesadas en lo que vendía otro gallo cantaría.

En mis trabajos anteriores no tenía que salir ahí fuera a vender mis talentos (aunque esto no es verdad del todo ya que siempre nos estamos «vendiendo», queramos o no).

Había «otros» que se encargaban de generar la oportunidad de trabajo y yo de hacerlo.

Cuando tienes tu propio proyecto profesional ERES RESPONSABLE DE LAS DOS COSAS: vender y hacer el trabajo.

Te toca crear algo significativo, saber comunicarlo (venderlo) y «estar ahí», cerca de tu gente.

Y tener tu lista y enviarles unos emails bien escritos y entretenidos puede ser una forma divertida de aprovechar el mundo online y vivir de lo tuyo, digo yo…

¿Por qué mola tener una lista de suscriptores propia?

  • Es tuya y tú mandas.
  • El email no ha muerto, sigue vivo. Pregúntale a MSN Messenger, MySpace, Tuenti, Fotolog, Google+, Vine…
  • No hay tanto ruido como en las redes sociales.
  • Si te cierran tu perfil de instagram, tu proyecto sigue adelante.
  • Puedes tener una conversación más cercana con tu gente.
  • Es una forma de empezar a «validar» tu idea o proyecto con personas que muestran el suficiente interés en lo que ofreces como para dejar su email.

¿Qué te parece?

¿Tú ya tienes tu lista de contactos?

¿Qué herramienta utilizas?

En los próximos capítulos te voy a enseñar la que yo utilizo y todas las posibilidades que nos ofrece para impulsar nuestro proyecto.

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.

Abrir chat
Habla directamente conmigo