La fuerza de la comunidad

Hoy un ejemplo más de la potencia de hacer algo y compartirlo.

Nathan Evans, 26 años, trabajaba de cartero en un pueblo de Escocia.

Digo trabajaba porque ya no.

En diciembre del año pasado compartió un vídeo en tiktok cantando una canción marinera.

«The Wellerman»

A los pocos días arrancó la fiesta.

La gente empezó a colaborar en su canción grabando encima otras líneas melódicas con sus voces o instrumentos musicales.

Y se viralizó en todas las redes sociales.

¿Resultado?

Evans ha firmado un contrato con Polydor, sello que pertenece a Universal Music.

Independientemente del resultado (que no controlamos del todo por no decir prácticamente nada), es interesante observar lo que Seth Godin dice en su libro Tribus:

«Un grupo sólo necesita dos cosas para convertirse en una tribu: un interés común y un modo de comunicarse.»

La decisión de crear algo.

El compromiso de moverlo.

Y la tecnología que posibilita la colaboración entre las personas.

Si es que «cuando haces cosas, pasan cosas».

Todo el mundo tiene algo que aportar.

Si, tú también.

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.

Abrir chat
Habla directamente conmigo