Mucho más divertido escribir las normas que seguirlas.

Se llama Tribus y es un libro de Seth Godin que publicó el año 2009, al comienzo de aquella estafa económica que llamaron crisis.

Entre sus páginas encontré esto:

“Mucha gente está empezando a comprender que trabaja mucho, y que trabajar en aquello en lo que se cree (y hacer que ocurran cosas) es mucho más satisfactorio que tener un sueldo y aguardar a que te despidan (o te mueras).

Liderar no es difícil, lo que ocurre es que hemos sido entrenados durante años para no tener que hacerlo. Quiero ayudarte a que comprendas que dispones ya de las habilidades necesarias para marcar una gran diferencia, y quiero convencerte de que lo hagas. Lo mejor es que no será necesario que esperes a tener el trabajo adecuado, que montes una organización ni que te asciendan tres puestos en el organigrama de tu empresa. Puedes empezar ahora mismo.

La vieja regla era sencilla: la mejor manera de que una organización creciera era ser responsable, consecuente y fiable, y así se ganaba, poco a poco, cuota de mercado. El enemigo era el cambio rápido.

Nueva regla: Si quieres crecer, necesitas encontrar clientes que estén dispuestos a unirse a ti, a creer en ti, a hacer donaciones o a apoyarte. ¿Y sabes qué? El único cliente que está dispuesto a hacer esto busca algo nuevo.”

  • El sueldo no es lo más importante, es que lo que haces tenga sentido para ti.
  • Ya tienes lo necesario para liderar tu vida y marcar una gran diferencia. No hay más excusas.
  • La gente quiere algo que le sacuda, quiere tu verdad, tu forma de ver las cosas. ¿Estás dispuesto?

Escribe tus propias reglas.

Ideas para vivir de lo tuyo. Aquí.

Sin ebooks, PDFs o vídeos infumables. Entretenimiento con ideas útiles.