#20 Enric Lladó, «Mejor sin objetivos: el éxito se consigue cuando no se persigue»

Comunicación

  • La crispación que vivimos se basa en que no somos capaces de ponernos en el lugar del otro. Eso lo soluciona la COMUNICACIÓN.
  • Sobre el Ying Yang:
  • Representa que todas las fuerzas que son necesarias y complementarias. Para llegar a eso tenemos que asumir que sabemos menos de lo que sabemos, que estamos más equivocados de lo que creemos.
  • La realidad nos demuestra que no sabemos nada.
  • Una cosa es la imagen mental que tú tienes sobre algo y otra la que yo tengo. Llegar a conectar esas dos imágenes es laborioso.
  • Comunicar requiere mucho más tiempo de cocción, es como una paella. No puedes hacer una paella en 10 minutos. La buena comunicación requiere tiempo, cariño, foco, atención, presencia plena.
  • Dos personas que tengan ideas muy diferentes pero que se hablen bien, con respeto y con interés, no pueden evitar irse aproximando.
  • Si yo me comunico con una persona para conseguir algo ya me estoy limitando. La otra persona percibe que yo quiero conseguir algo, entonces mi nivel de influencia sobre el otro disminuye.
  • En cambio, cuando yo hablo con una persona sin buscar nada, sin ningún objetivo, por el placer de hablar o tener una buena comunicación, estando muy abierto escuchando lo que me dice e intentado ayudar con mis recursos la otra persona percibe eso y se abre más.
  • Cuando te dejas llevar por lo que sientes que es bueno hacer en ese momento, entras en tu máximo potencial.
  • Nos ponemos objetivos porque queremos conseguir cosas pero nos limitan.
  • Cuando nos dejamos fluir para entregar lo mejor que llevamos dentro, entonces se consigue lo máximo sin buscarlo. De hecho, lo que se consigue deja de importarnos porque el hecho en sí mismo de entregar lo que llevo dentro es un premio. Me estoy realizando, estoy siendo yo.
  • Eso sí, para funcionar sin objetivos, primero es bueno funcionar con objetivos.

El poder de la intención.

  • Detrás de cada acción hay una intención más o menos consciente.
  • Hay 3 tipos de intención:
    • Cuando quiero evitar algo. Objetivos negativos. El miedo. Es útil cuando hay un riesgo físico inminente. El miedo es una energía que moviliza toda tu energía en el instante para todo o nada. El problema del miedo es cuando lo utilizamos en situaciones que no son de riesgo físico inminente, que son la mayoría. Tenemos miedo todo el rato, a perder el trabajo, a contagiarnos, a que nos dejen… y eso desgasta mucho. El miedo también tiene otro problema: provocamos aquello que queremos evitar. Los miedos innecesarios se autocumplen. ¿A quién pica la avispa?
    • Cuando actuamos para conseguir algo. Ambición (desde la ilusión más happy hasta el ansia pura de comerse el mundo). Objetivos positivos. También es necesaria para generar pequeñas mejoras, el problema es cuando nos excedemos. Nos mete en la dinámica muy adictiva y sufridora: si no lo consigo sufro, si lo consigo subidón pero luego bajón y vuelvo a sufrir. Entonces necesito una dosis más fuerte a la próxima. Consigues pequeñas dosis de adrenalina pero durante el camino estás jodido.
      • Y para rematar: en realidad los objetivos FRENAN. Lo que acabo haciendo es evitar lo que quiero conseguir.
      • Una cosa es abrir paso a lo que viene en la vida y otra es querer dominar el mundo para conseguir lo que yo quiero, ahí es donde la liamos.
      • Equivocamos el camino: lo importante no es lo que se consigue con lo que hacemos, lo importante en sí mismo es lo que hacemos.
      • Lo único importante en la vida es lo que hacemos, no lo que conseguimos con lo que hacemos. Esto último es ALEATORIO, depende del azar. En cambio, lo que yo decido hacer depende de mí.
      • La gente cree que la ambición es algo que sirve para crecer pero en el fondo sirve para que todo se mantenga en el mismo sitio. Es la fuerza homeostática.
    • Cuando doy algo sin esperar nada. Dar el fruto que llevo en el interior. Realizarme. No andas buscando nada, solo entregar. Cuando no buscas absolutamente nada, consigues lo máximo. Funcionas desde tu máximo potencial porque no hay miedo ni ambición. No hay ego. No hay un Yo coartado por el miedo ni un Yo sobornado por la ambición. El premio es inherente en el mismo acto de dar. Me da igual lo que venga después. Nos sentimos vivos.

No puedes huir de tu talento

  • Lo que importa en la vida no es lo que hago sino CON QUÉ INTENCIÓN LO HAGO.
  • NO PUEDES HUIR DE TU TALENTO.
  • Salvo que de tanto que lo busques te estés escondiendo.
  • Cuando yo hago las cosas a mi manera y desde el corazón, el talento sale solo, no puedo evitarlo, pero si persigo tanto el talento estoy confundiendo el Qué con el Cómo y entonces se produce el mismo efecto como cuando intentas recordar una palabra y no te sale. Cuando la buscas no la encuentras, cuando dejas de buscarla, aparece.
  • AHORA, AQUÍ, ¿cómo vas a hacerlo?
  • No puedes evitar que salga tu talento y además, te muestra el camino. La dirección no se ve ahí fuera. El camino se muestra de dentro hacia fuera.
  • Pero si puedes bloquearlo, de tanto perseguirlo.
  • El talento es algo que sale de manera espontánea, relajada.
  • No es un forzar que ocurra, es un permitir que ocurra.

¿Cómo era la vida de Enric antes de descubrir todo esto?

  • Es un proceso vital que no tiene fin.
  • No existe la iluminación, no existe el gurú. Todo esto son conceptos muy de objetivos.
  • No tiene mucho sentido la iluminación completa y perfecta… se acabaría lo divertido, lo interesante, lo poético.
  • Intuyo que tiene sentido el que la vida no tenga un sentido claro y definitivo.

Sobre la idea de EXPECTATIVA.

  • Es una imagen mental de un resultado deseado que te hace la puñeta.
  • Cuando la dejas ir, la mente no emite solo recibe y desde puedes fluir y liberar potencial.
  • Pero cuando estás en el momento presente dividido entre tu realidad y tu realidad mental es difícil entregar tu fruto.

Los 3 escalones a la hora de emprender.

  1. Tengo miedo a…
  2. Quiero, quiero, quiero…
  3. ¿Realmente cuál es mi aportación?

¿Qué es la comunicación?

  • La comunicación es el arte de dar forma para luego quitar forma.
  • ¿Cómo te explico una idea, un sentimiento, un concepto?
  • Es como dar agua, se me escurre entre las manos.
  • Pero puedo coger un vaso, pongo el agua en una FORMA y te lo entrego (codificar)
  • INFORMAR viene de dar forma, pero no es comunicar. La forma no es la cosa, la forma te dice dónde está la cosa.
  • La segunda parte del proceso es QUITAR LA FORMA y preguntar para ir más allá de la forma.
  • Comunicar: informar primero + deformar después.
  • Deformar es liberarse de la forma para llegar al conocimiento verdadero, profundo.
  • Bruce Lee: creó la primera forma de arte marcial sin forma. el primer estilo sin estilo. «Yo no creo en las técnicas»
  • Una técnica es como una embarcación para cruzar el río, pero una vez has cruzado el río no sigas cargando con la barca, suéltala.
  • La forma, igual que el objetivo, si lo usas mal se convierte en una carga, te limita.

A los seres humanos nos pasa una cosa…

  • El hombre crea algo para que le sea útil pero de tan útil que le resulta se convierte en el esclavo de lo creado. La criatura se come al creador.
  • Todo lo que nos ayuda nos puede esclavizar.
  • Los frenos más grandes a nuestro desarrollo están definidos por nuestra habilidad más grande.
  • Si yo soy super creativo lo hago todo super creativamente sin tener en cuenta el contexto. Mi mayor habilidad se convierte en mi mayor freno para mi desarrollo personal.
  • Normalmente mi mayor escollo en la vida suele ser mi mayor habilidad.
  • Me cuesta mucho trascenderla porque me ha servido tanto.

¿Se puede convertir nuestra peor pesadilla en nuestro mejor motor para seguir?

La oportunidad en el conflicto

  • Las dificultades más grandes de nuestra vida nos indican las direcciones de crecimiento.
  • El conflicto es el motor de la evolución.
  • El conflicto es la vida diciéndonos «ahora toca evolucionar»
  • La persona con la que tengo un conflicto es mi gurú. Ahí hay información muy valiosa que señala toda la caca que llevo dentro.
  • La metáfora de la flor del loto.

¿Hay un cuarto escalón?

  • Pensamos que somos muy libres de hacer las cosas, de dar el fruto que queremos…
  • El fruto que llevamos dentro ya estamos programados para darlo. Mis capacidades, mis habilidades ya vienen programadas, no soy libre de escoger cuáles son.
  • En realidad de lo único que soy libre es de escoger NO entregarlo.
  • El libre albedrío es una cosa que se ejecuta en negativo.
  • Eres libre de NO HACER, no eres libre de hacer.
  • Tú no eres libre de entregar tu potencial porque está ahí, eres libre de no entregarlo. No tienes otro, es el que tienes.
  • Estamos condenados a ser imperfectos.
  • El juego de la libertad es que te dejo equivocarte.
  • Tú eres libre de equivocarte pero no de escoger el camino, ya está marcado.
  • Te tocan unas cartas en la vida, te puedes equivocar en la tirada pero son las que son.
  • Lo máximo a lo que puedes aspirar es a entregar todo tu potencial… ni de coña. Como un asíntota, la curva nunca llega a tocar, el juego de la libertad es no hacer una curva muy separada, al menos, ¡acércate!
  • La única manera de que este juego tenga sentido es sin sentido.
  • Si tuviera sentido, no tendría sentido.
  • ¿Qué sentido tendría que tuviera sentido?

¿En qué andas metido ahora?

  • Liderazgo Samurai.
  • La Máquina Espiritual. Teoría Universal de la Comunicación.

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.

Abrir chat
Habla directamente conmigo