#22 Soy Cardo, «me di cuenta que con mis dibujos ayudaba a la gente con su vida»

ÍNDICE DE TEMAS:

00:00 Arrancamos
00:53 ¿Tu mood de hoy?
01:52 ¿A qué te dedicas?
03:25 ¿Cómo llegas a Soy Cardo?
09:12 ¿Cómo has mantenido el espíritu de juego en tu trabajo ahora que te pagan por ello?
09:49 ¿Cómo te diste cuenta de que una viñeta podía ayudar tanto a una persona?
11:09 Que un medio esté de moda no significa que debas comunicar utilizandolo.
11:45 ¿Cómo es tu proceso creativo?
13:49 ¿En qué momento transformas tu hobbies en una profesión?
17:25 La cuarentena creativa
19:16 ¿Qué nos ocurre con ese miedo a no crear lo nuestro?
20:17 Mis dibujos soy yo.
22:17 Encontrar esa voz propia.
26:13 Reputación online. «Me das ansiedad»
28:13 ¿Qué herramientas utilizas para crear contenidos?
29:47 ¿Qué pasaría si te cerraran instagram?
32:50 Mi proyecto frustrado.
37:36 Pedir dinero.
40:10 Pregunta del invitado.
44:12 Modelo de Roca.
45:44 Coordenadas digitales.

Apoya a Soy Cardo en Patreon: patreon.com/soycardo

Ideas principales de la entrevista:

¿Cómo llegas a Soy Cardo?

  • Mi estilo se va configurando poco a poco, con mis cambios.
  • La clave es hacer algo que simplemente te guste, no por un objetivo.

¿Cómo has mantenido el espíritu de juego en tu trabajo?

  • Cada vez el hecho de dibujar me va dando cosas distintas que también me aportan más allá del pasarlo bien, por ejemplo, me di cuenta que con mis dibujos ayudaba a la gente con su vida.

¿Cómo te diste cuenta de que una viñeta podía ayudar tanto a una persona?

  • En la primera exposición presencial de mis dibujos observé que la gente se reía y era algo que nunca había visto a través de la pantalla, sus reacciones.

¿Cómo es tu proceso creativo?

  • Improviso demasiado cuando es para mí.
  • Solo trabajo ordenadamente cuando trabajo para una marca.
  • Con mis dibujos: empiezo, lo hago y lo tengo que terminar el mismo día.
  • «Necesito ser impulsiva» (y la red social también ayuda a eso).
  • De noche se me ocurren muchas más ideas, justo antes de dormir.
  • A veces por la mañana, ya despierta, pienso «pero que mierda se me ocurrió anoche».

¿En qué momento transformas tu hobbies en una profesión?

  • Cuando me escribieron marcas. Pedí 50 euros y pensé que era una flipada.
  • A mi no me gusta dibujar, yo disfruto pensando la idea.
  • Mi trabajo ideal es ser guionista de ficción, en series.
  • Los dibujos son mi medio para transmitir mis ideas.
  • La gente tiene miedo a admitir que es creativa. Yo no me siento a pensar en un dibujo.
  • Tienes que vivir y de ahí recoger algo.
  • Cuando no se me ocurren cosas, busco en google imágenes o salgo a caminar normal, no rollo bohemio.
  • Hay mucha gente que no empieza su proyecto porque espera que esté perfecto. Es mentira, son excusas que te pones para no empezar.
  • Cuando menos te lo espera te viene lo que tenga que venir.

¿Qué nos ocurre con ese miedo a no crear lo nuestro?

  • El miedo al fracaso.
  • Si tú te dedicas a algo que no te gusta, el fracaso te duele menos porque es algo que ni te va ni te viene. Pero si fracasas en lo que te gusta estás jodido.

Mis dibujos soy yo.

  • Juego mucho con el contraste. De apariencia dulce y directa.
  • Libro: El poder de lo cuqui.

Encontrar esa voz propia.

  • Mis dibujos reflejan mi personalidad.
  • Lo que te salga de forma natural. No intentes forzar nada.
  • Que no te importe lo que digan los demás.
  • Frase: «la gente está mucho más preocupada por lo que pienses tú de ellos»
  • Evoluciono con mis propios cambios.
  • La clave es NO PENSAR, ser tú.

¿Qué herramientas utilizas para crear contenidos?

  • Primero empecé con una libreta con rotuladores, hacía una foto y le subía el contraste con el photoshop a saco.
  • Después pasé a dibujar con el ratón (!!).
  • Luego ya me compré una tableta gráfica para dibujar directamente.
  • Me envío los dibujos a mí misma en una conversación y los subo.
  • Aprendo de tutoriales de youtube.

Cómo aprendiste a pedir dinero.

  • Equivocándome.
  • Cuando las marcas me dicen que sí pienso «debería haber pedido más».
  • Yo no soy de pedir más para bajar, yo soy de pedir lo mínimo. Eso no está bien.
  • Consejo: piensa que no te están ofreciendo el trabajo a ti, que es para otra persona y decide el precio desde ahí (desapego). Es más fácil valorar a otro que a uno mismo.

¿Quieres recibir el próximo contenido en tu email?

Historias, ideas, trucos y libros para emprender con los pies en la tierra.